fbpx

LOS GERENTES DEL SIGLO XXI Y SU CONCEPCIÓN MODERNA DEL POTENCIAL HUMANO

28 agosto, 2014 en Más

Por: Dr. Eduardo Chavarri Joo
Director de la Escuela de Posgrado de la UNIDA
——————————————————————————

LOS GERENTES DEL SIGLO XXI Y SU CONCEPCIÓN MODERNA DEL POTENCIAL HUMANO

  En los tiempos actuales una adecuada gestión del potencial de nuestros colaboradores en la empresa, pasa por concebir al hombre dentro de la organización como un elemento vivo que hay que optimizar a partir de una visión holística, dinámica y competitiva, en la que se oriente y afirme una verdadera interacción entre lo social y lo económico.

  A inicios del siglo XX, en los tiempos de Taylor y Fayol, ya era motivo de preocupación el entender cuáles son los elementos que motivan un incremento en la productividad de los trabajadores; George Elton Mayo, teórico social, sociólogo y psicólogo industrial especializado en teoría de las organizaciones, las relaciones humanas y el movimiento por las relaciones humanas, llegó a la conclusión, después de una serie de experimentos, que los factores psicológicos afectan más que los físicos en los trabajadores en relación a la productividad de los mismos.  Lo planteado por Elton en relación a que el nivel de producción no está determinado por la capacidad física o fisiológica del trabajador (teoría clásica), sino por las normas sociales y las expectativas que lo rodean, cambió la visión de la gestión de los recursos humanos que se tenía hasta mediados del siglo XX.

  En la película "Tiempos Modernos" de Charlie Chaplin, se visualizó en algunas de sus escenas que la repetición de la misma tarea lleva a los obreros al hastío y la frustración. Las personas al final son dominadas por las mismas máquinas con las cuales trabajan y su autoestima se ve mermada al verse equiparado con dichas máquinas.

  Si analizamos a Peter Drucker, en sus tópicos sobre la "Gestión", observaremos que pone como ejemplo de lo anteriormente citado a Henry Ford y cómo su prestigiosa fábrica de autos, tan próspera y pujante al principio, perdió mucho debido a la incapacidad manifiesta de delegar en otros (modelo fordiano de gestión).

  En una organización nadie puede hacer todos los trabajos que se refieren a un área de responsabilidad. Quienes tienen ésta responsabilidad, pueden y deben delegar en otros. El no cumplir con este principio hará que la empresa pierda dinamismo y empuje, sea relegada de su sitial en el mercado y corra el riesgo de desaparecer.

  En resumen, hoy en día, entendemos y visualizamos a la empresa como un conjunto de colaboradores que utilizando y empleado de manera correcta sus habilidades, potencialidades y responsabilidades diferenciadas, realizan un emprendimiento, se esfuerzan en un proyecto único, cuyo logro satisface sus aspiraciones personales, profesionales y les permite vivir dignamente del fruto de su trabajo. Hemos dejado la antigua concepción del manejo rígido del personal en la medida que los modos de producción y la tecnología han evolucionado en el tiempo.

  Entonces podemos afirmar que en la actualidad la gestión de los recursos humanos constituye un sistema dentro de la empresa, capaz el más delicado de todos, cuya premisa fundamental es concebir al colaborador dentro de la unidad productiva como un factor que hay que optimizar de la mejor manera entendiendo que el factor humano es el único elemento insustituible. Esta afirmación es válida para cualquier actividad económica.

LAVADO DE DINERO: LA AUTONOMIA DEL DELITO DE LAVADO DE ACTIVOS Y LA PRUEBA DEL DELITO PREVIO (TERCERA PARTE)

28 agosto, 2014 en Más

renna-renna_2


DIEGO MARCELO RENNA CASCO
Abogado y Notario Público.
Docente de la Universidad de la Integración de las Américas
(UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y
Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.


LAVADO DE DINERO: LA AUTONOMIA DEL DELITO DE LAVADO DE ACTIVOS
Y LA PRUEBA DEL DELITO PREVIO (TERCERA PARTE)

Uno de los elementos del tipo de lavado de capitales está constituido por el delito previo del cual proceden los activos (bienes) que son ocultados, recibidos, transferidos o modificados.
Generalmente, el delito de lavado de capitales se ha tipificado a partir del delito de encubrimiento por cuanto en ambos delitos la acción consiste en ayudar a asegurar el beneficio o el resultado de un delito, a eludir la acción de la justicia, a sustraerse de esta, a eludir el castigo, a suprimir, alterar u ocultar los rastros del crimen.
Uno de los requisitos del delito de encubrimiento es precisamente la comisión de un delito previo.
Este delito en el derecho penal normalmente ha sido probado a partir de una diligencia de secuestro en ocasión de un allanamiento, de un operativo policial, el reconocimiento de los bienes por parte de la víctima del crimen y otras formas, todo lo cual permite la condena del autor del encubrimiento del crimen previo (por dar casos ejemplificativos un robo o hurto) por cuanto se halla comprobada la comisión del delito base.
De esta forma, si se conceptualiza al lavado de activos como una forma de encubrimiento o bien como un delito que se asemeja a este crimen, se podría afirmar que solo se puede imputar el lavado de bienes cuando se halle comprobada la comisión de un crimen previo. Para esto es necesario que se compruebe una conducta criminal anterior al hecho.
Ahora bien, si se afirma que el delito de lavado de dinero es un crimen autónomo, debería sustentarse que aun el narcotraficante o el traficante de armas, por dar un caso, que se involucra en las acciones constitutivas de lavado, debe ser castigado por este crimen. El tema, como se ha visto anteriormente, reside en analizar si el lavado es una mera forma de encubrimiento calificado y un agotamiento del crimen previo o bien un delito que merece ser imputado en concurso con el delito base por cuanto tiene otro desvalor la acción y no afecta solamente la administración de justicia, sino el orden socioeconómico del estado.
La cuestión de la autonomía del delito de lavado se relaciona con la carga de la prueba del delito anterior.
La cuestión de la autonomía del delito de lavado se relaciona entonces con la carga de la prueba del delito anterior y, de esta forma, es importante establecer cuáles son los requisitos que resultan necesarios considerar probados en un juicio criminal para tener por acreditada esta circunstancia.
Es importante considerar que el delito de lavado de activos es un crimen no tradicional y que es la forma que tiene la criminalidad organizada para sustentar sus actividades ilícitas en el ámbito transnacional. A partir de las enormes e incalculables sumas de dinero que maneja el crimen internacional, se ocasiona un daño continuo a la economía no solo de los Estados, sino a la comunidad internacional. A esto debe sumarse el hecho de que el dinero que lavan las organizaciones criminales les permite lograr impunidad y sobornar a funcionarios públicos. Se ha dicho por eso que este tipo de crímenes constituye delitos de lesa humanidad, al poner en riesgo a las instituciones democráticas y la estabilidad de las naciones.
Uno de los casos típicos de lavado de activos que escapa al concepto del encubrimiento clásico es el supuesto en el cual, a partir de indicios, es posible comenzar una investigación de lavado de dinero, y posteriormente continuar con esta hasta llegar a un juicio criminal logrando una condena; también cuando no existe una denuncia formal o imputación de un crimen concreto, sino la sospecha por parte de organismos de seguridad de que determinados activos (dinero por ejemplo secuestrado en un aeropuerto a un pasajero) permiten sospechar que provienen de un delito. Es justamente es estos casos cuando el delito de lavado de dinero cobra vida y se autonomiza totalmente del delito previo. Es decir, no es necesario probar formalmente a partir de la denuncia de la sustracción de un automotor o cualquier otro bien, como sería en un caso de un delito contra la propiedad, que un delito existe y por lo tanto aquel que se encuentra en posesión del bien sustraído es el autor o partícipe en el delito previo o alternativamente es un encubridor.

La prueba indiciaria del origen ilícito de los bienes
Si la finalidad del derecho penal es proteger o precautelar bienes jurídicos, respetando las garantías constitucionales y esencialmente el debido proceso, no encontraríamos reparo alguno en argumentar a favor de la autonomía del delito de lavado de activos en los supuestos en que el delito previo se comprueba a partir de indicios que permitan afirmar, conforme a las reglas de la sana crítica, que el dinero o los activos que se hallan secuestrado provienen de un delito. En última instancia, no existe reparo constitucional o legal alguno para impedir esta postura. El problema reside en que lo que se exige es el cambio de un paradigma en vigencia, el clásico delito de encubrimiento del derecho penal liberal, que ante la nueva criminalidad organizada transnacional debe ser superado para que el derecho penal sea efectivo (resguardando siempre las garantías individuales). Por ello intentaremos en este apartado clarificar cómo puede probarse el delito de lavado de activos en forma autónoma del delito previo.
Resulta necesario que en la valoración de la prueba se admita el concepto de sana crítica y libertad probatoria con la única limitación de que las acciones desarrolladas por los órganos estatales encargados de investigar conductas presuntamente criminales respeten las garantías previstas en las normas constitucionales y convenios internacionales. No basta con la mera tipificación del delito de lavado y su concepción como delito autónomo del hecho criminal previo, sino que es fundamental permitir a los operadores herramientas indispensables para descubrir las acciones delictivas.
Debe tenerse en cuenta que en el proceso penal esta proscripta “toda prueba ilícita en la prosecución de la verdad…que los derechos fundamentales y libertades públicas constituyen el núcleo esencial del ordenamiento jurídico, por lo que cualquier prueba obtenida violentando unos de tales derechos o libertades está afectada por una inaceptable causa de injusticia, y, por lo tanto, no surtirán efecto”.
La Convención de Viena prescribe, en el Art. 3.3, que “el conocimiento, la intención o la finalidad requeridos como elementos de cualquiera de los delitos enunciados podrán inferirse de las circunstancias objetivas del caso”. Por otro lado, el Reglamento Modelo de la CICAD (Art. 2.5) dice que “el conocimiento, la intención o la finalidad requeridos como elementos de cualesquiera de los delitos de lavado de activos podrán inferirse de las circunstancias objetivas del caso”.
Estos principios que son utilizados para valorar las pruebas en materia criminal y estos conceptos referidos a la valoración del elemento subjetivo del tipo deberían ser usados para ponderar el origen ilícito de los bienes en el delito de lavado y el conocimiento del origen por parte del autor.

ANÁLISIS SOBRE EL LAVADO DE DINERO: FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO Y OTROS MALES (SEGUNDA PARTE)

28 agosto, 2014 en Más

renna-renna


DIEGO MARCELO RENNA CASCO
Abogado y Notario Público.
Docente de la Universidad de la Integración de las Américas
(UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y
Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.


ANÁLISIS SOBRE EL LAVADO DE DINERO: FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO
Y OTROS MALES (SEGUNDA PARTE)

2. Los efectos económicos del lavado de dinero: Existen estimaciones que calculan el monto del lavado de activos entre US$ 500.000 millones y 1.000.000 millones de dólares por año. El Fondo Monetario Internacional ha calculado que el lavado de activos tiene un valor de entre el dos y el cinco por ciento del producto bruto del mundo.
El lavado de activos puede suceder en cualquier lugar del mundo, aunque generalmente los lavadores buscan los países con menor regulación en el tema, es decir anonimatos o paraísos fiscales.
El lavado de activos afecta la integridad del sistema bancario y financiero por cuanto estos servicios dependen de la percepción de profesionalidad y standards éticos que de ellas tengan sus clientes. Es importante considerar que el lavado de dinero puede potencialmente imponer costos en la economía mundial por cuanto tiene la capacidad de a) dañar o al menos amenazar con perjudicar las operaciones económicas de los países, b) corromper el sistema financiero, reduciendo la confianza del público en el sistema financiero internacional, y por lo tanto incrementar el riesgo como la inestabilidad del sistema, y por último c) como consecuencia de lo expresado tiende a reducir la tasa de crecimiento de la economía mundial.
También se ha afirmado que el lavado de activos tiene como efectos macroeconómicos indirectos:
1) las transacciones ilegales pueden impedir o afectar las legales al tener efectos contaminantes. Por ejemplo inversores extranjeros tienden a evitar invertir en mercados asociados con el lavado de dinero y corrupción. Se pierde entonces la confianza en el mercado.
2) El dinero que es lavado por razones distintas a la evasión fiscal, igualmente contiene una tendencia a evadir impuestos distorsionando la economía. 3) El lavado de dinero tiene un efecto contaminante en el cumplimiento de la ley por cuanto si un aspecto del sistema legal es incumplido, otros actos ilegales probablemente se cometerán.

Asignación incorrecta de los recursos económicos
Los sujetos involucrados en el lavado de activos generalmente no buscan invertir en función de la tasa de retorno más conveniente, sino disimular el origen ilegal de los fondos invirtiendo en los lugares que permitan el reciclado de los fondos en cuestión. Por lo tanto, estos movimientos pueden tener una dirección contraria a la que es esperada conforme a los principios básicos de la economía. Es decir, el dinero puede ser movido desde países con buena situación económica y altos índices de retorno a países con pobres indicadores económicos y tasas de retorno menores, lo cual desafía las leyes de economía. Esto implica que debido al lavado de activos, el capital tiende a ser invertido en forma menos efectiva que en una situación en la que no hubiese lavado de activos. La tasa de crecimiento puede reducirse por los efectos de la organizaciones criminales y por la ubicación de los productos de estas actividades criminales. Esta forma de asignar los recursos no es consistente con una asignación óptima. Se presenta entonces una distribución incorrecta de los recursos mundiales asociada al lavado de activos en distintos países.

Corrupción del sistema financiero
Uno de los mayores peligros para los países en vías de desarrollo es el aceptar fondos para sostener y beneficiar su economía sin tener en cuenta el posible origen ilegal de estos. De esta forma al posponer las acciones tendientes a evitar el lavado de dinero se permite que el crimen organizado comience a penetrar en su sistema bancario y legal. Estos grupos organizados pueden infiltrarse en las instituciones financieras, adquirir luego el control de estas y posteriormente de sectores de la economía, todo lo cual puede llevar reflejado el soborno eventual a funcionarios públicos para lograr sus objetivos. En última instancia el poder económico y político de las organizaciones criminales puede debilitar las instituciones democráticas de gobierno.

Transferencias de fondos con efectos desestabilizadores en la economía mundial
Otro de los peligros relacionados con las organizaciones criminales está ligado con la magnitud de los fondos que manejen las mismas. El peligro reside en la posibilidad que tienen estos grupos de transferir sus fondos de un país a otro con total libertad e impunidad, con las consecuencias económicas que esto implica. Estos movimientos pueden tener efectos macroeconómicos negativos en los países que reciben o pierden el dinero en cuestión. Se ha indicado que el lavado de dinero puede erosionar la economía de los países por cuanto el cambio en la demanda de dinero efectivo, puede incrementar el monto de la tasa de interés y afectar dichas tasas con altos grados de volatibilidad, causando potencialmente fenómenos inflacionarios.
A nivel de los países involucrados, las entradas y salidas de capitales pueden afectar significativamente variables tales como las tasas de interés y la tasa de cambio de moneda. Asimismo puede afectar el valor de las propiedades donde el dinero ilegal es invertido, lo cual no puede ser explicado a partir de las políticas económicas de los países involucrados. De esta forma debido al proceso de globalización y la integración de los mercados financieros, el cambio en uno de los centros puede tener efectos en otros países, lo cual requiere mecanismos de control a fin de evitar efectos desestabilizadores.
Existen entonces diferencias en los controles y regulaciones entre los distintos países que crean incentivos no económicos para atraer capitales, por cuanto el incentivo no está guiado por las reglas del mercado sino que se intenta en algunas jurisdicciones atraer capitales de origen dudoso justamente a partir de la falta de regulación lo cual permite atraer potencialmente el lavado de activos.
3) El origen criminal de los ingresos: Los ingresos que resultan de actividades criminales son calculados en rangos que van desde 300 hasta 800 mil millones de dólares por año.
Varios estudios destacan que la producción y la distribución ilícita de drogas y armas tienen como efecto reducir la producción del país así como su tasa de crecimiento. Sin embargo, los últimos reportes anuales de las agencias de lucha antilavado adelantaron tres temas que son directamente vinculados al problema de los ingresos de origen criminal: la corrupción de políticos y funcionarios que apoyan las empresas de crimen, la infiltración de las actividades criminales en los negocios legítimos, y la presencia de organizaciones que proceden al lavado de dinero por otros crímenes que el crimen de tráfico de drogas.

COMO LOGRAR ORGANIZACIONES MODERNAS Y EXITOSAS

8 agosto, 2014 en Más

Por: Dr. Eduardo Chavarri Joo
Director de la Escuela de Posgrado de la UNIDA

MÁS ALLA DEL CAMBIO: hacia el abandono de todo.

La organización exitosa del futuro, tendrá la capacidad para gerencia la imaginación de las personas, ya que es esto lo que creará valor de mercado en una corporación.

El mundo se encuentra en medio de una revolución, que ocurre sólo una vez cada dos siglos. La revolución tecnológica se está combinando con los resultados del concepto de aldea global, para alcanzar y transformar a todos los negocios del planeta. Mucho más que la economía de la información, es la era de la imaginación.

Para subsistir en esta era, toda organización debe estar dispuesta a cambiar; sólo podrán prosperar aquellas con verdadera pasión por el aprendizaje y por la adaptación. Muchas organizaciones están estancadas, desorientadas y tienden a ser monótonas, ya que carecen de habilidad para adaptarse a los cambios requeridos. El comercio se está manejando a un ritmo sumamente acelerado – si una empresa no está preparada para cambiar, debe conformarse con quedarse relegada.

El contenido y valor intelectual en muchos servicios y productos está creciendo constantemente. El valor de mercado de las organizaciones solía estar en sus bienes tangibles. Actualmente, se encuentran en activos intangibles, como el nombre, la reputación, las ideas de sus empleados. Sin embargo, las organizaciones gastan mucho dinero en administrar sus bienes tangibles e ignoran la gerencia de los intangibles. Este es un error grave que distorsiona la realidad.

La imaginación es el recurso de mayor valor en la nueva economía. Ya la riqueza no es creada por la concentración tradicional de material y capital, ampliada por las economías de escala.  La riqueza del futuro se generará en aquellas organizaciones que puedan proporcionarle al mercado servicios o productos nuevos, creativos y revolucionarios, ideados por la imaginación humana.

Las organizaciones en la nueva economía no pueden seguir usando los conceptos de la revolución industrial – deben abandonar todo lo que hacen y adaptarse.

 

El planificador estratégico de la 3M, George Hegg, mencionó lo siguiente:

“ESTAMOS TRATANDO DE VENDER MAS Y MAS INTELECTO, MENOS Y MENOS MATERIALES”.

 

MÁS ALLA DE LA DESCENTRALIZACION: Desorganizar para desatar la imaginación.

El nuevo motor del progreso es dividir a las grandes corporaciones en unidades independientes que funcionan como empresas independientes.

Esta nueva estructura permite a las organizaciones responder con intelecto e imaginación ante cualquier oportunidad inesperada. Permite a su vez que cada unidad se destaque por sí sola, al reportar directamente sus resultados, en vez de hacerlo como parte de un conglomerado.

Muchas empresas exitosas están descentralizando, sus operaciones – dividiendo sus grandes sedes corporativas. Sin embargo, pocas han logrado formar pequeños negocios autónomos e independientes. Estas pequeñas unidades deben administrarse a sí mismas y asumir completa responsabilidad por sus propios destinos.

Las pequeñas unidades se deben formar en torno a sus habilidades centrales y al desarrollo de servicios agregados excepcionales. Es decir, concentrarse en sus fortalezas y eliminar todos los elementos que no sean esenciales – difíciles de lograr en grandes empresas. La situación geográfica, los usos y costumbres, los medios de transportes y comunicaciones, entre otras cosas difieren a lo largo y ancho del territorio nacional.

La competencia en una economía de mercado produce desperdicio (servicios y productos que fracasan o que no llegan al mercado). Si supiéramos de antemano cuáles van a triunfar, no habría necesidad de competir, ni potencial para hacer grandes descubrimientos.

Las múltiples capas gerenciales, en su afán de evitar el desperdicio, logran no sólo evitar que se agregue valor, sino en ocasiones pueden restar valor a las grandes empresas.

Actualmente nos encontramos en una era de gustos sofisticados. Aun así, ahora cuesta mucho menos emprender y desarrollar nuevos negocios. La vieja ventaja competitiva del “capital semilla” está disminuyendo y desaparecerá.

Al eliminar todos los estratos organizacionales (entre los que mantienen contacto con los clientes y la alta gerencia) las nuevas unidades pueden conocer más al cliente, ajustando los servicios y productos a sus necesidades.

La verdadera independencia de las unidades pequeñas permite que las grandes organizaciones lidien con lo desconocido, funcionando como un intermediario entre la corporación y el ambiente de negocios. Desata también una energía creadora tremenda, ya que estas unidades pueden atacar al mercado desde varios ángulos.

 

El Consultor, James Morse, dijo:

“PARA LA MAYORÍA DE EMPRESAS, LA ÚNICA VENTAJA COMPETITIVA SOSTENIBLE PROVIENE DE SER MÁS INNOVADOR QUE LA COMPETENCIA.”.

 

 

3.- MÁS ALLA DEL EMPOWERMENT: Transformar cada trabajo en un negocio.

Los empleados más efectivos y valiosos son aquellos que actúan como si fueran dueños de la empresa.

Es decir, los mejores empleados son emprendedores y contratistas independientes. Trabajan dentro de la empresa solamente porque es allí donde son más efectivos.

Más allá de darle poder a los empleados, está en convertir a cada uno de ellos en una persona de negocios, un emprendedor. Cada empleado tendrá entonces el mismo empuje y compromiso que tiene el dueño de un negocio familiar. Llegará donde sea necesario, encontrará a quien tenga que encontrar, romperá lo que tenga que romper, para hacer su trabajo en forma rápida y correcta.

Cada tarea puede y debe hacerse en forma completa y profesional. Pero promover el vigor y entusiasmo al hacerla, es vital. La clave está en cambiar la percepción que tiene el empleado sobre el rol que desempeña dentro de la organización. Si se logra, y se le hace sentir que es una persona indispensable dentro de la cadena de servicio al cliente, estará encaminando la empresa hacia el éxito.

La gente de negocios posee dos características fundamentales: talento y compromiso hacia el trabajo. Estas son las cualidades que hacen exitosa a muchas empresas familiares.

Un empleado típico puede llegar a ser mejor de lo que se requiere; pero generalmente, sólo da de sí lo que su jefe espera de él. Si la motivación de los empleados cambia (de trabajar para satisfacer a su jefe, a trabajar para cumplir con los requerimientos del cliente) se puede alcanzar mejores resultados en la productividad y efectividad.

 

¿Cómo hace una empresa para transformar a un empleado en un emprendedor? Incorporando en cada área:

•  Entrenamiento.

•  Manejo de presupuesto.

•  Control de calidad.

•  Autonomía.

•  Acceso a la experiencia de la empresa.

•  Contacto directo con los clientes (internos y externos).

•  Presupuesto abierto para viajes.

En resumen, la clave está en proporcionarle a cada empleado un sentimiento de confianza, hacerle sentir que es un elemento clave, y luego dejar que desarrolle y haga su trabajo.

 

Stan Davis y Bill Davidson concuerdan en lo siguiente:

“EL LÍMITE EN EL DISEÑO DE LAS ORGANIZACIONES DEL FUTURO ES QUE CADA EMPLEADO SE CONVIERTA EN UN NEGOCIO. LA CONVERSIÓN DELA ORGANIZACIÓN EN VARIOS NEGOCIOS SIEMPRE FORTALECE EL DESEMPEÑO CORPORATIVO”.

 

MÁS ALLA DE LA LEALTAD: Pensar como un contratista independiente.

 Pensar como un contratista independiente es la clave para la seguridad laboral. Los contratistas no se preocupan por ¿cuánto puede durar su almuerzo?, o por el sitio donde han dejado estacionado su coche. Sólo se preocupan por añadir valor mediante la entrega de servicios profesionales.

Lo importante no es cuánto tiempo ha trabajado usted para la empresa, sino qué proyectos ha terminado exitosamente y qué proyectos puede abordar en el futuro.

 

Todo gerente medio debe preguntarse:

•  ¿Qué hago yo?

•  ¿Qué he logrado?

•  ¿Cuáles de mis clientes atestiguarán por lo que he hecho?

•  ¿Están actualizadas mis destrezas?.

•  ¿Quién me ayudará a lidiar con un mundo mucho más espeluznante?

•  ¿Mi currículum al final del año, se verá mejor que el del año pasado?

 

Obligue a todos los empleados a que utilicen su currículo trimestralmente. Compare cada currículo nuevo con el anterior. Pregúntese: ¿ha mejorado notablemente? Sino, usted tiene un problema en sus manos.

 

Lejos de poner en peligro la seguridad laboral del empleado, la actualización constante asegura que la empresa esté obteniendo un valor total de cada empleado.

 

Otras características importantes de los contratistas independientes:

•  Manejar sus contactos es prioritario. La seguridad laboral es proporcional al tamaño de su directorio de contactos. La lealtad a la empresa pasó de moda (la lealtad a la libreta de contactos no).

•  La actitud hacia lo que se propone es fundamental. Cada individuo debe asumir que tiene la autoridad total hasta que alguien diga lo contrario.

 

En Apple Computer se oye :

« LA SEGURIDAD LABORAL DE UNA PERSONA DEPENDE DE SU EMPLEABILIDAD »

 

MÁS ALLA DE LA DESINTEGRACIÓN: La empresa como un Directorio Telefónico.

 La estructura más efectiva y rentable para la empresa del futuro, es un pequeño núcleo de empleados fijos que protegen las ventajas competitivas de la organización, y una vasta red de especialistas (o nombres en un directorio telefónico) que puedan ser utilizados conforme surjan las necesidades. Así, las corporaciones pueden enfocarse únicamente en las actividades esenciales que hacen bien.

Este modelo le permite a la empresa aprovechar la posición que ocupa hoy en el mercado, pero probablemente no tendrá en el futuro.

El trabajo es impredecible. Por tal motivo, la estructura organizacional de una empresa debería estar adecuada a esta realidad. La mayor parte del trabajo en las economías avanzadas será manejada por un grupo de especialistas, que se pueden reunir desde cualquier parte del mundo, desempeñar un rol específico en un proyecto y luego desintegrarse o trabajar en el próximo.

 

Existen dos modelos que pueden ilustrar lo que será la corporación del futuro:

 

  • La organización tipo trébol: imagine una empresa como las tres hojas de un trébol. Una de ellas es un pequeño grupo de empleados permanente, que cuidan la destreza principal de la empresa (su ventaja competitiva). La esencia del trabajo lo hacen especialistas o contratistas, que son contratados según se requiera (conforman la segunda hoja del trébol). La tercera hoja son los empleados temporales que hacen el resto del trabajo cotidiano.

 

  • La organización tipo estudio de Hollywood: en cierta forma, los grandes estudios de Hollywood han actuado siempre como estarán estructuradas muchas empresas en el futuro. La mayoría de los estudios consisten de un pequeño grupo de empleados permanentes, que tienen una vasta red de contratistas a su disposición. Cuando comienzan a trabajar en una película, este personal puede apalancar su efectividad, trayendo al mejor talento disponible. Al finalizar el proyecto, toda la organización se puede desmantelar sin ningún costo adicional; quedando libres para emprender el próximo proyecto, que puede requerir de un equipo totalmente distinto.

 

El objetivo es aplicar los mejores recursos posibles a cualquier trabajo. La organización flexible se centra en las actividades esenciales.

 

Bill Davidow y Mike Malone se preguntan y responden:

 “¿CÓMO SE VERÁ LA CORPORACIÓN DEL FUTURO?…DESDE AFUERA, PARECERÁ SIN FRONTERA, CON INTERFACES PERMEABLES Y EN CAMBIO CONSTANTE ENTRE LA EMPRESA, LOS PROVEEDORES Y CLIENTES. DESDE ADENTRO, NO SERÁ MENOS AMORFA, CON OFICINAS, DEPARTAMNETOS Y DIVISIONES REFORMÁNDOSE SEGÚN SEA NECESARIO”.

 

MÁS ALLA DE LA REINGENIERÍA: Crear un “show participativo” corporativo.

 Una economía basada en información es difícil de describir y más difícil aún de visualizar. El objetivo continuo es desarrollar, utilizar y apalancar constante y conscientemente, el conocimiento dentro de la compañía.

Los avances en computación y telecomunicaciones, han hecho posible que una compañía se organice como un “show participativo” de televisión (talk show). Los empleados desde cualquier parte del mundo pueden influir directamente sobre los proyectos que se llevan a cabo en otro lado del mundo.

Las “sedes principales” de los modelos de negocios pasados están siendo reemplazadas por una red de información que atraviesa toda la empresa.

El desafío clave para los negocios eficientes de hoy, es crear un ambiente en el que, por ejemplo, un ingeniero alemán sea capaz de dejarlo todo, tomar un avión a Australia, para ayudar a que la sucursal local de su empresa logre cerrar un contrato importante. Cuando se cuenta con este tipo de apalancamiento de experiencia e información, se puede crear una tremenda ventaja competitiva.

La clave es desarrollar una serie de ventajas competitivas, para después colocar a las personas clave tan cerca de los acontecimientos, como sea posible – cerca de los clientes (en vez de ponerlos a representar papeles políticos en alguna sucursal corporativa). Mientras estas personas vitales para la empresa se encuentran en otro sitio, el resto de la empresa puede contactarlos fácilmente mediante la red de información.

El conocimiento es el activo más importante de la empresa. La gerencia y la trasmisión de ese conocimiento han jugado un rol corporativo vital durante los años 90.  Las redes electrónicas se han convertido en una herramienta necesaria para apoyar las prácticas y cultura de la organización.

McKinsey& Co, conocida empresa consultora, generalmente funciona enviando un equipo de personas creativas e ingeniosas a manejar cada proyecto. A esto lo han llamado la estrategia: “somos mas listos que los otros y eso es suficiente para mantener nuestra ventaja”. A medida que los clientes y competidores han aprendido a hacer lo mismo, McKinsey ha comenzado a apalancar su inmensa base de conocimiento y experiencia acumulada, generando un centro dinámico de ideas brillantes y entusiastas que se pueden aplicar a lo largo de las situaciones de negocios más diversas.

 

Carlo Benedetti, CEO de Olivetti dice:

“NO PODEMOS COMPARTIR CON PAÍSES COMO CHINA EN TÉRMINOS DE COSTO DE MANO DE OBRA. LO QUE TENEMOS QUE APALANCAR ES NUESTRO CONOCIMIENTO (KNOW-HOW)”.

 

 MÁS ALLA DEL APRENDIZAJE: Crear la corporación curiosa

Las empresas que triunfarán tendrán que operar desde lugares divertidos y eficientes. Sólo así lograran desarrollar talento creativo.

No sólo deberán ser flexibles, sino también suficientemente curiosas para satisfacer las necesidades de los clientes en formas que sobresalgan sobre sus competidores.

En general, las organizaciones y compañías son aburridas y monótonas (isla de sobriedad en medio de un mundo que exige y recompensa la creatividad). No se puede progresar genuina y originalmente haciendo todo de la misma forma en que lo hacen los demás.

 

Para crear una corporación verdaderamente curiosa:

a.- Contrate personal poco usual: busque personas con motivación e imaginación. Este tipo de gente es ideal para desarrollar servicios y productos nuevos y únicos.

b.- Contrate algunas personas extrañas: muchos de los personajes verdaderamente exitosos han sido consideradas extraños. Sólo personas diferentes de lo común pueden llegar a hacer grandes descubrimientos y cambios radicales.

c.- Deshágase de los insípidos y nutra a los excéntricos: la mayoría de las personas inadaptadas en las organizaciones (que se les hace difícil desarrollarse y encontrar el camino correcto al trabajar) pueden llegar a ser sumamente valiosas, si se les maneja correctamente.

d.- Busque la juventud: muchas empresas exitosas recurren a personas que tienen entre 28 y 29 años para manejar unidades que valen millones de dólares. Estos jóvenes líderes hacen cambios y toman riesgos que los líderes de mayor edad no son capaces de correr.

e.- Asegúrese que todos tomen vacaciones: la gente que se encuentra en las posiciones claves tienden a trabajar sumamente duro por largos períodos de tiempo, sin darse cuenta. Las vacaciones refrescan sus mentes y restituyen los niveles de energía.

f.- Aliente los sabáticos: estos meses libres permiten desarrollar y cultivar nuevas ideas.

g.- Diseñe nuevos patrones: cree un ambiente físico flexible en términos de espacio. Deje que los equipos de trabajo se formen y se desmantelen según se requiera.

h.- Inicie programas educativos atípicos: lleve a su empresa personajes interesantes para que hablen con su personal, en lugar de los consultores tradicionales que predican más de lo mismo.

i.- Introduzca mecanismos para medir la curiosidad: por ejemplo, solicite reportes sobre lo más extraño que hicieron el año pasado, el peor error que cometieron, etc. Sea creativo.

j.- Busque proyectos poco comunes: trabaje sólo en aquellos que considere interesantes o emocionantes.

k.- Ponga el ejemplo: si la cabeza de la empresa no hace cosas diferentes, el resto lo seguirá. Un líder debe ser divertido e ingenioso.

l.- Indague a cerca de todo: aplique la curiosidad más allá del mercado y la investigación / desarrollo.

m.- Haga el trabajo algo divertido: realice actividades que sean amenas y refrescantes; permita que su personal sonría mientras trabaja en proyectos difíciles.

n.- Cambie el ritmo regularmente: cuando haya mucha presión, declare medio día libre y lleve a todos los empleados a un parque de diversiones, un lugar agradable, etc.

o.- Cree un cargo para la diversión de la empresa: cree una posición en la compañía para una persona cuyo único rol sea animar y añadirle creatividad al ambiente laboral.

 

Sigmund Freíd, dijo:

“QUE CONTRASTE TAN MOLESTO HAY ENTRE LA INTELIGENCIA RADINTE DE UN NIÑO Y LA DÉBIL MENTALIDAD DE UN ADULTO PROMEDIO”.

 

MÁS  ALLA  DE  CALIDAD TOTAL: Hacia el “Wow”

El campo de juego ahora se encuentra nivelado en términos de calidad de producto. Los verdaderos éxitos en el futuro, no sólo estarán provistos de calidad, sino que tendrán una emoción especial indefinida, que será la clave para el éxito.

El vínculo entre la experiencia del cliente y su regreso a comprar en el futuro es emocional. La característica distintiva de los futuros triunfos serán las cualidades como el brillo, vigor y entusiasmo (¡wow!); es decir, reacciones emocionales que son originadas por las características nuevas de productos creativos, que cautivan e intrigan a los nuevos clientes.

Este tipo de producto sólo puede ser creado por empresas curiosas, que emplean su imaginación para añadir encanto a nuevos productos que jamás habían sido concebidos.

El liderazgo del mercado conduce a las empresas a ser conservadoras y a dedicarse a mejorar lo que tienen. Para mantener el liderazgo, es necesario cuestionar los procesos de mejora introducidos en los años 80; y dedicarse a romper moldes y reinventar.

En el pasado, las empresas trataban de mejorar sus productos reduciendo la cantidad de “cosas que salen mal”. En el futuro, el éxito será directamente proporcional al número de “cosas que salgan bien”.

Más que escuchar al cliente, haciendo encuestas y grupos de enfoque (focusgrups), es necesario involucrarse en el proceso desde muy temprano.

 

Bill McGowan, MCI señala:

“NUNCA ASUMA QUE NO PUEDE HACER ALGO. SOLO PORQUE NADIE LO ESTE HACIENDO, NO IMPLICA QUE NO SE PUEDE HACER”.

HACIA LA REVOLUCIÓN PERPETUA.

La única manera de mantener a su empresa adecuada a los cambios requeridos por el mercado, es manteniéndose en un estado de revolución permanente.

Hacer pedazos la estructura actual una y otra vez, es la única forma posible para moverse hacia delante.

El cambio y la mejora continua ya no son suficientes. En estos tiempos, una revolución perpetua es necearía.

La obsesión por actuar en todo lo que suceda alrededor es esencial. Si su empresa no comete errores de vez en cuando, entonces usted no está a la vanguardia. Aprenda a aceptar pequeños fracasos.

 

Meter Drake mencionó:

“LA SUPOSICIÓN MÁS PROBABLE ES QUE NINGUNA DE LAS TEORÍAS DE NEGOCIOS QUE FUNCIONAN HOY SERÁ VÁLIDA DENTRO DE 10 AÑOS”..

VICIOS DEL TRATAMIENTO PENITENCIARIO – SOBREVALORACIÓN DEL DIAGNÓSTICO CRIMINAL

8 agosto, 2014 en Más

D_renna


DIEGO MARCELO RENNA CASCO
Abogado y Notario Público.
Docente de la Universidad de la Integración de las Américas
(UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y
Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.


Vicios del tratamiento penitenciario – sobrevaloración del diagnóstico criminal

Existen graves incoherencias y dificultades en la aplicación del tratamiento penitenciario. Ontológica y normativamente, una relación de medio a fin entre la readaptación social y el tratamiento, pero tal tratamiento presenta, en su ejecución, inconvenientes esenciales: uno de ellos es un defecto empírico, al otro lo denominaría psicológico.

En cuanto al primero puede enunciarse diciendo que la conducta carcelaria no permite predecir el comportamiento en la vida libre, y por lo tanto por más exitoso que aparezca un tratamiento, éste no garantiza, ni mucho menos, una disminución de las posibilidades de reincidencia y consecuentemente, la readaptación social.

En relación al segundo defecto de que hablaba y que reside en la compulsividad del tratamiento penitenciario, prescripto en la norma Penitenciaria que podria interpretarse de la siguiente forma: «El condenado está obligado a acatar en su integridad el tratamiento penitenciario que se determine». En realidad no se rechaza la «cura obligatoria» porque esta sea imposible sino fundamentalmente porque parece repulsiva a la esencia del hombre y su libertad.

En realidad no hay nada negativo en el tratamiento individualizado, lo negativo es querer imponerlo obligatoriamente.

¿cómo se aplica el tratamiento individualizado?. ¿La Ley Peni-tenciaria Nacional como en otras de la region prevé la ejecución de la pena a través de una progresividad del régimen compuesta por tres períodos: Observación, Tratamiento y Prueba?.

A titulo personal nuestra legislacion penitenciaria esta aun en el siglo 19, por lo que cae de maduro que estamos lejos aun de cumplir con los standar que fija a titulo de ejemplo para estos casos Los Derechos Humanos, y mas distante aun cuando las autoridades se llenan la boca al hablar de REISERCION SOCIAL, siendo que la realidad nos demuestra que apenas estamos gateando en lo que refiere a ese tema.

Con la experiencia que pude recabar en relacion al tema analizado y volviendo a las interrogantes mencionadas en los parrafos anteriores, es imperiosa la necesidad de dispone la existencia de un organismo técnico-criminológico compuesto por profesionales de las distintas ciencias del hombre.

Es necesario no solo la creacion, sino la ejecucion de un Departamento de Estadisticas dependiente de la Direccion General de Establecimientos Penitenciarios de la cartera de Justicia, que debera tener como objetivo la observacion y clasificacion de todos los condenados cuya pena haya sido impuesta por tribunales nacionales.

La tarea de este Departamento en coordinacion con los Profesionales abogados de la Direccion General de Establecimientos Penitenciarios, como tambien con la Direccion General Medica Penitenciaria, seria la de integral en la medida en que se estudia al penado desde los ángulos jurídicos, social, psiquiátrico y psicológico, subyacente la teoría de que la criminología es interdisciplinaria.

Tras someter al condenado a examen médico y de su medio circundante se elabora –siempre interdisciplinariamente- la llamada génesis de la conducta delictiva que intenta establecer la multicausalidad del accionar delictivo. Tras ello se clasifica a los internos en base a los tipos criminológicos de tres autores (Ferri, Seeling y Hurwitz) y el criterio peligrosista (de readaptación social, o sea pronóstico) fácilmente adaptable, difícilmente adaptable.

Los criterios de clasificación – además de ser antiguos- tienen como toda clasificación un valor relativo. El paso posterior consiste en fijar el «destino» del interno, es decir determinar en qué establecimiento cumplirá la pena o parte de ella. Finalmente se establece el tratamiento al que deberá someterse el penado, discriminado en trabajo, educación y psicoterapéutico.

Al momento de la fijación del tratamiento para los condenados refiriendose esto, para la adaptacion, y poner en marcha las herramientas necesarias para que el individuo privado de libertad, una vez “pagado su cuenta” con el estado, pueda reisertarse de vuelta en la comunidad, pero esto se encuentra con muchas limitaciones en el Paraguay.

Uno de los factores que influirian en las limitaciones mencionadas podrian ser en en primer lugar a que tras concluirse una historia criminológica (instrumento de la Observación), el interno se «pierde» totalmente para los profesionales quienes no saben si se cumplirá el destino establecido y mucho menos si se ejecutará el tratamiento fijado.

A fin de clarificvar tomemos un ejemplo. La mayor parte de las historias criminológicas prevén para el rubro trabajo «aprendizaje de un oficio» o «acorde a las necesidades de la unidad». Pocas veces es más lo que se consigna. Si se trata de penados jóvenes, la mayor parte de las veces sin oficio alguno, se aconseja su aprendizaje y en la elección se tiene en cuenta o una tendencia del observado o algún antecedente laboral o en algún caso una perspectiva laboral futura.

Otro aspecto del tratamiento: instrucción y tratamiento psicoterapéutico. Si el sujeto observado no ha concluido el ciclo primario se prescribe su terminación. Si lo ha concluido se consigna «extensión cultural» lo cual es muy poco decir y ciertamente indica más el cumplimiento de una formula que la prescripcion de una parte del tratamiento secundario que los internos como alumnos libres.

En esclarecimiento y en muchos casos (considerados de graves sociopatías), simplemente «laborterapia». Los profesionales saben que estos seguimientos difícilmente serán concretados y esto de algún modo explica la actitud diríamos rutinaria de cumplimiento de la fijación de los rubros del tratamiento.

Como se ve en este pequeño resumen de ideas, la realidad descripta conspira contra la aplicación del tratamiento penitenciario e igualmente contra el objetivo de readaptación social.