Fisioterapia Invasiva

4 julio, 2018 en Carreras

 

La expresión Fisioterapia Invasiva, alude al conjunto de técnicas en las que el agente físico empleado para el tratamiento de determinadas patologías se aplica percutáneamente, es decir, atravesando la piel del paciente.

El agente físico empleado puede ser únicamente el estímulo mecánico de diferentes tipos de agujas o puede ser la combinación de este estímulo mecánico con la aplicación de algún tipo de corriente eléctrica que pase a través de uno o varios electrodos de aguja.

Ejemplos de lo primero son la punción seca (PS) y sus diferentes modalidades y la acupuntura cuando es empleada por un profesional fisioterapeuta en el ejercicio de sus funciones.

Como ejemplos de lo segundo se podrían citar la electroestimulaciòn de los puntos gatillo miofasciales (PGM), el PENS (percutaneal electrical nerve stimulation), la electroacupuntura, la electrolisis percutánea intratisular (EPI), Microelectrolisis percutánea(MEP) y otros tipos de electroestimulación de nervios.

La locución Fisioterapia Invasiva fue acuñada por Mayoral del Moral en el año 2001 y desde entonces viene empleándose tanto en la formación de grado, de posgrado y nuevos estudios oficiales de máster universitario, así como en la producción científica en relación con el síndrome de dolor miofascial.

El valor del «Salario Emocional»

3 julio, 2018 en Carreras

ESTE SALARIO ES MÁS IMPORTANTE PARA TU CARRERA QUE EL ECONÓMICO

Existe la tendencia a pensar que la mejor motivación en un empleo puede ser un buen salario, pero no.

Sin embargo, pensar que la mejor motivación y la mejor compensación es siempre el dinero es un gran error. Existen otro tipo de motivaciones, compensaciones y salario que complementan al económico y que en muchas ocasiones pueden ofrecer más satisfacción para el empleado.

De acuerdo con una encuesta de 2014 hecha por el portal de reclutamiento OCC,

  • 78% de las personas en trabajos formales renuncian a su empleo en busca de crecimiento profesional.
  • el 72% por un mejor salario.
  • 49% para encontrar mejores prestaciones.

Las nuevas generaciones de trabajadores, los millennials como ejemplo, ya no tienen suficiente con el salario económico; necesitan además ser recompensados con otro tipo de retribución que les ayude a conciliar la vida profesional y familiar.

Existen 6 motivos principales por los que una persona abandona su empleo:

  1. Falta de reconocimiento
  2. Que sea regla trabajar fuera del horario establecido (u horarios inflexibles).
  3. Que no se sienta realizado o disfrute su trabajo.
  4. Que esté mal pagado.
  5. Que no existan posibilidades de crecimiento.
  6. Que el trabajo no sea flexible.

Harvard Business Review descubrió que los trabajadores estadounidenses no están realmente comprometidos con su trabajo y, en este sentido, los millennials son los que están menos comprometidos (71%); con este porcentaje se perfilan como la generación menos implicada con su lugar de trabajo.

El cambio laboral en las nuevas generaciones se debe a su perspectiva laboral. La investigación de Harvard muestra que para los millennials es importante estar en una organización donde se les permita crecer y aprender; que el trabajo que realicen sea de verdad interesante y que exista posibilidad de crecimiento. Mientras que para sus padres (los Baby Boomers) lo importante era contar con un buen jefe y un buen sueldo.

 

El valor de tu “salario emocional”

El salario emocional, se refiere a todas aquellas retribuciones no económicas que el trabajador puede obtener de la empresa y cuyo objetivo es incentivar de forma positiva la imagen que tiene sobre su ambiente laboral e incrementar su productividad, así como satisfacer las necesidades personales, familiares o profesionales que manifiesta, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen clima organizacional.

Este tipo de retribución puede actuar como “factor motivador” de los empleados y así mejorar la opinión que los trabajadores tienen de la empresa. Por lo tanto, no se trata de recibir una mayor cantidad de dinero, sino de recibir prestaciones que el trabajador entiende como beneficios más valiosos que un aumento de sueldo.

Ventajas de llevar tu comida al trabajo

2 julio, 2018 en Carreras

El actual estilo de vida que llevamos, los horarios laborales y el poco tiempo libre que nos queda, obligan a gran parte de la población a comer frecuentemente fuera de casa, con el consecuente impacto en su economía personal y lo más importante, en su salud.

Dentro de la economía individual o familiar la alimentación representa uno de los elementos más importantes del gasto mensual, ya que tiene que ver no sólo con la sobrevivencia, también con la salud, el rendimiento y la productividad. La buena alimentación es fundamental para que los menores tengan un mejor aprovechamiento escolar, los adultos logren mayor productividad durante su vida laboral y las personas de la tercera edad tengan una vejez plena, sin complicaciones de salud. Es importante que el gasto que realizas en alimentos tenga como prioridad el consumo de productos sanos, que te permitan mantenerte en óptimas condiciones de salud y con ello evitar que parte de estos ingresos los canalices a cubrir gastos de enfermedades.

¿Sabías que la mayor parte de los alimentos que consumimos en restaurantes, copetines, en la “comida rápida” o en puestos de la calle, contienen altos niveles de grasas, azúcares, carbohidratos y sodio? Además de que en ocasiones los preparan con bajos estándares de higiene y calidad.

Imposible eliminar este gasto, sí es posible economizar y cuidar tu bolsillo y tu salud. Puedes empezar por revisar cuánto gastas a la semana comiendo en cafeterías, comedores públicos y restaurantes, cuánto podría mejorar tus finanzas si preparas la comida en casa.

Llevar al trabajo alimentos preparados en casa puede ser una alternativa económica y saludable. Si organizas tu tiempo y planificas lo que te llevarás en la semana, seguro en unos meses habrás perdido unos cuantos kilos y notaras cambios en tu economía.

 Modificación de hábitos alimenticios

 “La dieta ha ido cambiado en los últimos años, de una dieta tradicional a una dieta industrializada”, donde proliferan galletas, bebidas azucaradas y alimentos como comida rápida.

 Lo ideal sería que todos puedan ir a sus casas a almorzar y luego volver al sus labores, son muy pocas las personas que pueden realizarlo en los tiempos de hoy día. Hoy tenemos la recomendación de tratar de comer más sano la frase; De la huerta a tu mesa, como lo sostiene la nutrición Funcional, recomiendan comer animales criados en granja familiares contar con macetas de algunas especies incluso plantar nuestras propias huertas familiares.

 “Debemos regresar a la dieta tradicional ya sea legumbres, tomate, calabazas, todas la verduras, todos los alimentos que sean nativos de nuestro país, que son producidos gracias al clima que tenemos, enfocarnos en eso y evitar comprar la menor cantidad de alimentos industrializados”.

Te recomendamos si tienes que comer fuera de casa:

Reducir la frecuencia de comidas en el trabajo e incrementar los alimentos preparados en casa.

Cocinar sólo un día a la semana y distribuirlo en porciones para toda la semana.

No comprar frituras o dulces entre comidas, sustitúyelos por fruta o verduras que lleves desde casa.

Buscar las opciones más saludables y a mejor precio que estén cerca de tu lugar de trabajo.

Las ensaladas son unos buenos aliados.