Blog UNIDA

Descubre artículos, noticias y reflexiones que te mantendrán actualizado

Investigación

Desafíos y Oportunidades de la Investigación en el Siglo XXI

Escrito por: Dr. Eduardo Francisco Chavarri Joo – Rector de la Universidad de la Integración de las Américas Existe la creencia popular muy difundida que la investigación es solo para científicos e intelectuales de alto nivel, el problema a resolver es cómo romper este paradigma, y llevar la investigación a la escuela, instituciones educativas y universidades a través de la implementación de una cultura investigativa. Sin duda alguna, existe una amplia diferencia entre la cultura investigativa de las grandes potencias mundiales y la región de América Latina y el Caribe; partiendo de esta realidad, el presente trabajo intenta hacer un análisis de algunas de las causas claramente identificadas. En el siglo XXI el principal desafío con que se enfrenta la humanidad consiste en encontrar la manera de apoyar las enormes contribuciones de la investigación al bienestar de la humanidad sin comprometer el futuro del hombre. Inspirándose en la máxima de Cicerón según la cual “sólo el hombre posee la capacidad de buscar y perseguir la verdad”, el Cardenal John Henry Newman, erudito del siglo XIX, definió la función de la universidad ideal como la búsqueda del conocimiento por sí mismo: ¿de qué depende que se logre avanzar hacia el propósito de lograr la adopción y apropiación de una cultura investigativa? ¿Qué factores determinan lo que puede favorecer o lo que puede representar un obstáculo para ello? ¿Cuáles serían los retos de la investigación en el siglo XXI? Existe una relación directa entre el nivel de cultura investigativa de los países y el grado de desarrollo humano en los países. El valor económico y social de la ciencia y la tecnología El valor económico y social del conocimiento es ampliamente reconocido, cultivado y administrado desde hace muchas décadas en los países con mayor dinamismo económico. Desde los esfuerzos por aprovechar las capacidades científicas y tecnológicas que permitieron a los aliados ganar la segunda guerra mundial (Bush, 1945), hasta los éxitos de países como Corea, China y Brasil en el desarrollo de nuevas capacidades económicas basadas en el conocimiento, los gobiernos invierten sistemáticamente en este rubro, e incentivan a sus universidades a participar activamente en ello. En el orden internacional, el conocimiento es la moneda de cambio, pues por sí mismo es capaz de generar oportunidades económicas y atraer al capital y a la industria para generar más riqueza. Los países que son conscientes de esto desarrollan programas y políticas explícitas de atracción y retención de capital humano proveniente de los países menos desarrollados Para visualizar desde una perspectiva real lo expuesto podemos analizar la situación actual en la guerra de los chips. En Alemania, Holanda y otros países europeos las universidades regionales negocian su presupuesto con los gobiernos y comunidades de negocios locales sobre la base del impacto que tienen sus actividades en el crecimiento económico local (Benneworth et al. 2009, Heher, 2006; Clark, 1998; Lazzeretty y Tavoletti, 2005; Bird et al, 1993), y países como Canadá buscan desarrollar los modelos y políticas adecuadas para obtener rendimientos económicos de la investigación en universidades (Langford et al., 2006, Bacchiocchi y Montobbio, 2009). Investigadores en el mundo han desarrollado sofisticados métodos para medir y modelar el impacto de la inversión en ciencia y tecnología sobre la innovación y el crecimiento económico (Heher, 2006; Jones, 1995; Arechavala et al., 2010; Berman, 1990). Relaciones entre la universidad con el gobierno y sector privado Los grandes éxitos de la investigación en la actualidad se basan en gran medida en las políticas de promoción y las subvenciones financieras que implementan los gobiernos que entienden el valor económico y social de la inversión en ciencia y tecnología, sumándose a esto los agentes económicos privados (mediante la industria) y los organismos internacionales. Los éxitos de las economías que han surgido recientemente en el sudeste asiático como ejemplo Corea del Sur, Taiwán entre otras (a pesar de la actual coyuntura económica) demuestran. que, en una economía apuntalada por la ciencia y la tecnología, la universidad debe ser el motor del crecimiento y el desarrollo económico, por lo que podemos acuñar la frase el éxito de la “economía del saber” Hoy en día, en función a las diversas políticas implementadas por los gobiernos y los organismos del sistema multilateral completo, se espera con la universidad del XXI, siga cumpliendo un rol importante en la búsqueda no solo del crecimiento económico sino del bienestar de la humanidad. No obstante, ello tiene su precio. La inyección de dinero público en los centros de educación superior para la investigación exige un manejo transparente y procedimental para la rendición de cuentas, que podría depender directamente de un órgano exterior sin recurrir a los procedimientos de evaluación de los centros de formación superior. Los expuesto en el párrafo anterior, podría colisionar directamente con el principio de autonomía de las universidades, en relación a la libertad de catedra y enseñanza y como los docentes y estudiantes deciden el momento y la forma de desarrollar las investigaciones. Por otro el sector privado se mueve por la relación costo beneficio y la búsqueda constante de maximizar beneficios, y no en la búsqueda de nuevos saberes y conocimientos. Es probable que los accionistas apoyen programas y proyectos que producen inmediatamente resultados aplicables. Como consecuencia de ello, la investigación básica saldrá perdiendo. ¿Tendrá la universidad la tenacidad moral y los recursos necesarios para encontrar un equilibrio entre sus preciados valores de libertad de investigación y honradez intelectual? Si se procuran investigaciones apoyadas por el gobierno y la industria, se podrían producir consecuencias a largo plazo difíciles de predecir. La investigación avanzada ha dejado de ser monopolio de la universidad. Los resultados obtenidos en institutos nacionales de investigación y en la industria pueden ser confidenciales y no ser revelados al público de la investigación hasta que no han transcurrido dos o tres décadas en algunos casos. Los conocimientos han dejado de difundirse inmediatamente a todos aquéllos que podrían utilizarlos. Es evidente que esta situación socava el importante principio normativo de la universalidad del conocimiento, principio preciado de la universidad y del ICSU. De este modo, la libertad de efectuar

Leer más
Facultad de Educación a Distancia y Semipresencial

Situación de la mujer paraguaya migrante y sus accesos a mejores oportunidades económicas en el exterior. El caso de Suiza, España, Argentina, Brasil y Estados Unidos de América, año 2021

Nuestra actual realidad, en la sociedad globalizada, nos permite observar los movimientos migratorios que se dan en la misma. Estos movimientos, afectan no sólo la vida social y política de las sociedades de los países de residencia, sino también a las sociedades de origen.

Leer más
Facultad de Educación a Distancia y Semipresencial

Tendencias de marketing digital aplicadas como herramientas de ventas de la Empresa Comercial D&J en el periodo 2021-2022 de la pandemia COVID-19 de la ciudad de Ñemby-Paraguay

El presente trabajo investigativo tuvo como objetivo principal identificar de qué manera las tendencias de marketing digital inciden en la aplicación adecuada como herramientas de ventas de la empresa Comercial D&J en el periodo 2021-2022 de la pandemia COVID-19 de la ciudad de Ñemby-Paraguay.

Leer más

Categorías

Scroll al inicio