Entrenar con una APP, en donde nadie te controla la postura y la técnica, se convierte en un riesgo.

Las lesiones que ocurren con mayor frecuencia son: esguince de tobillo, dolor de rodilla o en la zona lumbar, en la mayoría de los casos es por una técnica incorrecta al realizar los ejercicios.

Personas con sobrepeso u obesidad, deben realizar una evaluación de su condición deportiva para determinar la evaluación de la fuerza existente en los miembros inferiores, para después recibir una actividad aeróbica como la caminata o andar en bicicleta y de esta manera impedir la ocurrencia de microtraumatismos en la zona de la rodilla (las más comunes son los dolores por bursitis patelar) o tobillo por la sobrecarga.

Diferentes estudios hablan de que el realizar ejercicios físicos estimula el sistema inmunológico, lo que es bueno contra el COVID-19, pero en contrapartida el entrenamiento de alta intensidad disminuye el sistema inmunológico.

Como medimos el nivel de intensidad del ejercicio:

  • Si puedo cantar mientras voy realizando el ejercicio: caminata, trote, haciendo ciclismo o al bailar
  • Si puedo mantener una conversación con la persona con la que estoy entrenando
  • Si no logro hacer esto, es porque el nivel de intensidad del ejercicio es muy alto.

El cuidado que debemos tener a la hora de elegir una aplicación, es que ésta tenga diferentes niveles de entrenamiento, porque no siempre la memoria cerebral es igual a la memoria muscular, si cumplen con los requisitos mínimos son muy beneficiosas para mantenernos activos de forma sana, deberían llevar el conteo de pasos o movimientos determinados a los ejercicios referidos.

Muchas de ellas tienen un contador de pasos, nos avisan cuando nos encontramos mucho tiempo sentados y ayudan a mantenernos hidratados, también tenemos los SmartWach, comunes hoy, que cuentan con un sistema de alarmas que pueden ser programadas a gusto, para que nos recuerde movernos.

Siempre debemos iniciar los ejercicios en el nivel de principiante, para luego ir avanzando a medida que mejoramos nuestra condición física.

Varios estudios señalan que 10.000 pasos diarios, sumados a 15 minutos de ejercicios aeróbicos (bicicleta estática, cinta de caminar, caminar al aire libre, subir y bajar escaleras) son la cantidad mínima requerida para estar activo.

Lic. Carlos Jané