renna

DIEGO MARCELO RENNA CASCO
Abogado y Notario Público.
Docente de la Universidad de la Integración de las Américas
(UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y
Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.


SUPERPOBLACION PENITENCIARIA – SOLUCIONES A LA PROBLEMÁTICA

En lo concerniente a la capacidad física del Penal de Tacumbú, que data desde su inauguración en el año 1.955, previsto para contener un máximo de 1250 detenidos.

Este número hace años fue superado creando un serio problema para los privados de libertad y el propio personal carcelario.

La cuestión que llama la atención y preocupa a las autoridades, es el aumento de la población penitenciaria, superando lejos las medidas normales, y esta estadística genera la lógica polémica de si, ante estos hechos, es necesario crear más cárceles o centros de reclusión?.

Ante lo manifestado encontramos estas principales realidades:
La superpoblación, carencia de recursos y falta de personal.
•De acuerdo a los datos estadísticos más de 30 ingresos por día, y diariamente salen entre 12 a 15 compatriotas del Penal de Tacumbú
•Estos datos más que claros de la situación que se viene dando, a esto se suma que la gran mayoría de los privados de libertad que se encuentran recluidos en el penal son procesados siendo solo una minoría los condenados.

Ante estos hechos existen 2 posibles soluciones:
Construir más prisiones o reducir el número de personas que deban purgar sus penas en una cárcel.
•La superpoblación no se soluciona con la construcción de más prisiones, ya que cuando ocurre eso el sistema judicial manda a más personas a prisión; y a la larga eso solo haría que lo que viene sucediendo pase más adelante.

A título personal, lo importante para evitar esta problemática que afecta a nuestra Sociedad, es la prevención, y esta comienza desde la niñez y la adolescencia; cuando ellos empiezan a formarse en un mundo alejado del delito, pero deben tener también condiciones de vida, educación, una familia correcta, la posibilidad de trabajo digno.

Para lograr lo citado en el párrafo anterior, el Estado debe trazar un Proyecto de corto, mediano y largo plazo, y ponerlo en marcha, caso contrario los problemas que estamos viviendo empeorarían 3 (tres) veces más en pocos años . Aun estamos a tiempo de encontrar una solución ante la problemática penitenciaria, solo es necesario VOLUNTAD POLÍTICA.