fbpx

REFLEXIÓN SOBRE EL LAVADO DE DINERO

25 junio, 2014 en Más

diegorenna

DIEGO MARCELO RENNA CASCO
Abogado y Notario Público.
Docente de la Universidad de la Integración de las Américas
(UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y
Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.


Reflexion sobre el Lavado de Dinero:
Financiamiento del Terrorismo y otros males (Parte 1)

Como bien se detalla en la pagina oficial de la U.I.F. (Unidad de Inteligencia Financiera), el termino «lavado de dinero» se refiere a las actividades y transacciones financieras que son realizadas con el fin de ocultar el origen verdadero de fondos recibidos, o dar un manto de legalidad al dinero proveniente de actividades ilícitas. Dichos fondos, como manifestara, provienen de actividades ilegales y el objetivo de la misma es darle a ese dinero ilegal, la apariencia de que proviene del flujo lógico de algunas actividades legalmente constituidas o del giro normal de negocios de plaza. Una vez afectado este proceso, el dinero está disponible para la utilización, disponibilidad y circulación de las bandas delictivas y terroristas.

La Sociedad se ha inclinado a aumentar la cantidad de bienes jurídicos que son objeto de protección penal, sin encontrar muchas veces la solución de los problemas a partir de ese fenómeno. No escapan a ello los conflictos vinculados al narcotráfico, el que ha comenzado a ser objeto de persecución penal, no solo en la actividad propia, sino también en lo referido al producido de sus ganancias.

El propósito de las organizaciones criminales es generar ganancias para el grupo o para un miembro del mismo, que con el devenir normal de una actividad lícita con fines de lucro, resultaría prácticamente imposible conseguir. El lavado de dinero consiste en la disimulación de los frutos de actividades delictivas con el fin de camuflar y ocultar sus orígenes ilegales.

Actividades criminales tales como el tráfico de armas, el contrabando de mercaderías en general o el tráfico ilícito de drogas y estupefacientes generan grandes sumas de dinero por lo que las organizaciones criminales necesitan encontrar una vía para utilizar los fondos sin despertar sospechas respecto al origen ilícito de estos.

Remontando de donde surge, podemos señalar como uno de los antecedentes históricos el que al proscribir la Iglesia Católica la usura en la Edad media, tipificándola no solo como delito, sino también como pecado mortal, los mercaderes y prestamistas decididos a cobrar intereses por los prestamos otorgados innovaron practicas muy diversas que han servido de base a las modernas técnicas de ocultar, desplazar y blanquear el producto del delito. Su objetivo evidente era desaparecer por completo los cobros por concepto de intereses o hacerlos aparentar ser algo que no eran.

Las consecuencias dañosas de esta nueva realidad pueden describirse como la contaminación y desestabilización de los mercados financieros poniendo en peligro las bases económicas, políticas y sociales de la democracia. Dado que la integridad del sistema bancario y de los servicios financieros depende fundamentalmente de la percepción que de los mismos tenga la sociedad, dicha reputación, entendida como integridad, es uno de los valores más importantes de ambos sectores. Si los fondos provenientes de actividades ilegales pueden entrar en una institución integrante del sistema por la participación intencional de un empleado o por su negligencia, la institución puede verse involucrada en una actividad delictiva asociada a una organización criminal afectando negativamente la reputación de la misma.

El Fondo Monetario Internacional ha señalado como consecuencias perversas del lavado de activos a escala macroeconómica el cambio inexplicable en la demanda de dinero, lo que aumenta los riesgos bancarios, contaminado transacciones financieras e incrementado la volatilidad del flujo de capitales y el cambio de las tasas de interés debido a cambios sin anticipación de capitales entre distintos países.

La presencia del «lavado de dinero» en la vida diaria está siendo objeto de muy diversas iniciativas con las que se pretende evitar sus devastadores efectos como son: la degradación de la sociedad, la corrupción de autoridades públicas, la afectación de la vida privada e incluso la peligrosa inestabilidad a la que pueden ser sometidos gobiernos y sistemas económicos completos. Para lograr su objetivo, los capitales blanqueados tejen y se apoyan en una amplia y complicada red económica, cuya desarticulación ha de ser el objetivo prioritario si se quiere luchar de manera eficaz contra el crimen organizado.

Las actividades que dan lugar al lavado de dinero adoptan formas múltiples y cambiantes en una metamorfosis que varía en función de la época, de la regulación y normatividad que pretende atacar su constitución, así como de la estrategia seguida por las autoridades, en tanto que, obviamente, el objetivo de los delincuentes es evadir tal persecución, continuar incrementando sus actividades ilegales y por ende obtener grandes rendimientos.

Según una estadística, el lavado de dinero asciende al dos por ciento de Producto Bruto Mundial. La evaluación de la magnitud del problema requiere que se consideren: 1) los métodos de lavado, 2) los efectos económicos del lavado de dinero, y 3) el origen criminal de los ingresos.

1. Los métodos de lavado: El desarrollo de las organizaciones criminales, por una parte, y de los instrumentos monetarios electrónicos, por otra, cambió el panorama de los instrumentos de lavado de dinero. La globalización de la economía ha aumentado significativamente con el desarrollo de los mercados, la desregulación de los sistemas financieros y la reducción de los controles en las fronteras. Este proceso de globalización beneficia a las organizaciones criminales que desarrollan mecanismos de lavado de dinero que les permiten rápida y discretamente inyectar en los mercados mundiales el capital que resulta de actividades ilícitas. En este contexto, el dinero en proceso de lavado genera movimientos rápidos de capital y por ende participa en los movimientos especulativos.

Entre los instrumentos más utilizados para disimular el origen del dinero figuran las letras bancarias, fideicomisos, autopréstamos y “swaps”. Y como consecuencia del desarrollo de técnicas más modernas de lavado de dinero, existe ahora una demanda de profesionales tales como notarios (escribanos), abogados y contadores capaces de elaborar estructuras complejas para aprovechar las falencias en materia de regulación y control y las diferencias entre los ordenamientos jurídicos de diversos países que puedan ser aprovechadas para la comisión de un delito que, como el lavado de activos, es eminentemente trasnacional. En fin, el proceso de globalización no ayuda a medir el peso del lavado de dinero en la economía mundial y, al contrario, dicho proceso es aprovechado por la empresa criminal que mediante la diversidad de las técnicas y de los profesionales involucrados puede disimular las maniobras tendientes a blanquear activos.

Otro cambio en el panorama consiste en los instrumentos monetarios electrónicos que favorecen el carácter anónimo y la velocidad de las transacciones. A pesar de que el último reporte de la FATF destaca la permanencia de las técnicas clásicas de lavado como la compra en efectivo de objetos de lujo y los contratos de leasing, la Internet ofrece nuevas oportunidades de lavado de dinero y está menos reglamentada que los medios tradicionales de lavado. Los servicios financieros ofrecidos por Internet no son, en puridad, originales; más bien son servicios tradicionalmente brindados por las entidades financieras, tales como pagos directos, transferencias de fondos y compra de títulos de valores que ahora se pueden obtener vía electrónica. El problema que acarrea la oferta de este tipo de servicio por Internet radica en que hace dificultosa la identificación de las partes en proceso. En efecto, la Internet funciona mediante una serie de servidores que normalmente conservan una prueba de cada conexión (número IP y fecha de la conexión); no obstante, dicha prueba no existe si un servidor no cuenta con un “lo fiel”, quedando la transacción en el anonimato, sin posibilidad de ser registrada.

En conclusión, por su complejidad, los instrumentos de lavado participan directamente del “cáncer de la corrupción” que se beneficia de la globalización y de las nuevas técnicas financieras para facilitar el proceso de disimulación de los orígenes de los activos del crimen organizado.

SUPERPOBLACION PENITENCIARIA – SOLUCIONES A LA PROBLEMÁTICA

19 junio, 2014 en Más

renna

DIEGO MARCELO RENNA CASCO
Abogado y Notario Público.
Docente de la Universidad de la Integración de las Américas
(UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de
Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y
Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.


SUPERPOBLACION PENITENCIARIA – SOLUCIONES A LA PROBLEMÁTICA

En lo concerniente a la capacidad física del Penal de Tacumbú, que data desde su inauguración en el año 1.955, previsto para contener un máximo de 1250 detenidos.

Este número hace años fue superado creando un serio problema para los privados de libertad y el propio personal carcelario.

La cuestión que llama la atención y preocupa a las autoridades, es el aumento de la población penitenciaria, superando lejos las medidas normales, y esta estadística genera la lógica polémica de si, ante estos hechos, es necesario crear más cárceles o centros de reclusión?.

Ante lo manifestado encontramos estas principales realidades:
La superpoblación, carencia de recursos y falta de personal.
•De acuerdo a los datos estadísticos más de 30 ingresos por día, y diariamente salen entre 12 a 15 compatriotas del Penal de Tacumbú
•Estos datos más que claros de la situación que se viene dando, a esto se suma que la gran mayoría de los privados de libertad que se encuentran recluidos en el penal son procesados siendo solo una minoría los condenados.

Ante estos hechos existen 2 posibles soluciones:
Construir más prisiones o reducir el número de personas que deban purgar sus penas en una cárcel.
•La superpoblación no se soluciona con la construcción de más prisiones, ya que cuando ocurre eso el sistema judicial manda a más personas a prisión; y a la larga eso solo haría que lo que viene sucediendo pase más adelante.

A título personal, lo importante para evitar esta problemática que afecta a nuestra Sociedad, es la prevención, y esta comienza desde la niñez y la adolescencia; cuando ellos empiezan a formarse en un mundo alejado del delito, pero deben tener también condiciones de vida, educación, una familia correcta, la posibilidad de trabajo digno.

Para lograr lo citado en el párrafo anterior, el Estado debe trazar un Proyecto de corto, mediano y largo plazo, y ponerlo en marcha, caso contrario los problemas que estamos viviendo empeorarían 3 (tres) veces más en pocos años . Aun estamos a tiempo de encontrar una solución ante la problemática penitenciaria, solo es necesario VOLUNTAD POLÍTICA.

7 BUENAS RAZONES PARA ESTUDIAR UNA MAESTRÍA EN ADMINISTRACIÓN DE NEGOCIOS

19 junio, 2014 en Más

Si estás pensando en ampliar tu formación profesional, pero aún no te has decidido. Una Maestría en Administración de Negocios puede ser la mejor alternativa, siempre que se considere la inversión en tiempo, dinero y dedicación a la misma. Estas variables nos permitirán responder de manera asertiva las siguientes interrogantes ¿Es importante?, te preguntas. ¿Qué voy a lograr con ello?

El análisis de los pros y los contras de iniciar la experiencia de estudiar una Maestría, depende de cada uno de nosotros.

No pretendemos describir los problemas, que suelen tener relación con la vida personal y varían de un estudiante a otro. Pero sí podemos enumerar las ventajas que una Maestría en Administración de Negocios puede aportar a tu vida profesional.

Aquí te presentamos 7 buenas razones para matricularte en una Maestría en Administración de Negocios:

Mayores y mejores oportunidades laborales: No se trata solamente de ganar más en tu empleo actual, sino de tener más donde elegir. Un proceso de selección es una de las experiencias más competitivas que existen. Para diferenciarte de los otros candidatos y asegurarte de que el director de recursos humanos se fije en ti, debes demostrarle que, además de conocimientos técnicos, posees destrezas de comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, negociación… Una Maestría en Administración de Negocios es una garantía para ello.

Seguridad y liderazgo: Si ya tienes empleo y no planeas cambiar, una Maestría también puede incrementar tú competitividad, desarrollarás e incrementarás tus destrezas y habilidades y será más difícil prescindir de ti. Adquirirás visión a largo plazo. Confiarán más en vos. Si añades buenos dotes de comunicación a la mezcla, puedes acabar convirtiéndote en uno de los líderes de tu empresa.

Mejor puesto, más ingresos: En muchas empresas, especialmente aquellas de gran porte, una Maestría se tiene muy en cuenta a la hora de proponer ascensos. La expectativa de aumento salarial también es mayor. Eso sí, esta mejora económica no es instantánea, suele producirse en un plazo de entre 2 y 4 años. Y tampoco es igual para todos. Las empresas no proveen un sueldo específico para sus empleados con Maestrías. Son sus nuevas habilidades de liderazgo y resolución de problemas las que les abren puertas y les proporcionan ocasiones de promoción. Aunque el título ayuda, el talento y el esfuerzo también son parte de la fórmula.

Una buena preparación para tiempos mejores: Muchos profesionales de alto nivel (e incluso algunos recién graduados) han decidido aprovechar la crisis para mejorar su preparación. Cuando la economía se recupere y se acabe el período contractivo de la economía, habrán reciclado sus conocimientos y estarán en condiciones de asumir grandes retos profesionales.

Relanzar tú carrera: Muchos ejecutivos sienten que han tocado techo en su profesión, o simplemente descubren, con los años, que se equivocaron al enfocar su carrera. Abogados que desean convertirse en gerentes, Ingenieros que descubren que las finanzas les apasionan… Una Maestría en Administración de Negocios es una buena oportunidad para cambiar de especialidad, y abrir una nueva perspectiva.

Incrementar tú red de contactos profesionales: El valor de una maestría va mucho más allá de las aulas, la casuística y el proyecto académico. Además de todo eso, un postgrado es una oportunidad única de consolidar redes de contacto. Cuida y promueve las relaciones humanas, tus compañeros y profesores pueden ser, en el futuro, colaboradores tuyos o facilitarte importantes oportunidades de negocios.

Mejorar tú capacidad de emprender: Si tienes una buena idea de negocio pero nunca has dirigido una empresa. Aprenderás finanzas, habilidades de gestión y negociación, descubrirás cómo motivar a tus colaboradores y cómo dirigir proyectos. Esta cultura empresarial de base es clave, sobre todo.

Prof. Doctor Eduardo Chavarri Joo
Director de la Escuela de Posgrado UNIDA

LA REINSERCIÓN SOCIAL DE LAS PERSONA PRIVADAS DE LIBERTAD EN EL PARAGUAY

11 junio, 2014 en Más

diegorenna

DIEGO MARCELO RENNA CASCO

Abogado y Notario Público. Docente de la Universidad de la Integración de las Américas (UNIDA), de la Universidad Nacional de Asunción Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil, Niñez y Adolescencia, Narcotráfico, Políticas Publicas entre otros.

La reinserción social de las persona privadas de libertad en el Paraguay

El Estado debe salir de la parte retorica cuando habla de Reinserción, y verdaderamente hacer algo, ya que a la larga a todos nos afecta la inactividad de un buen Plan Estratégico, no ha futuro, y si a corto, y mediano plazo, que se verá reflejado en nuestra comunidad bajando los niveles de asaltos, robos y crímenes.

El Sistema Penitenciario y el tratamiento de las personas privadas de libertad fueron por años postergados en el Paraguay, estos dichos no son una falacia, es una realidad que cualquier integrante de nuestra sociedad puede plasmar de solo interiorizarse un poco en el tema.

El Estado está obligado a crear las instituciones indispensables para la asistencia post-penitenciaria que posibilite la reinserción social del ex interno/a y proporcionar la creación de un ente penitenciario con carácter autónomo, y con personales exclusivamente técnicos.

El fin de las Instituciones destinadas a la atención en pre libertad es la reinserción social, el problema radica en que “las cárceles no arrojan los resultados esperados como medios de control de la delincuencia. Al contrario, crean en su interior “microsociedades criminógenas”.

Ante este escenario la realidad penitenciaria plantea la necesidad de cambios y alternativas, “la finalidad de una reintegración del condenado en la sociedad no debe ser abandonada, sino que debe ser reinterpretada y reconstruida sobre una base diferente…, más aún si se considera que en la actualidad los muros de las cárceles representan una violenta barrera que separa la sociedad de una parte de sus propios conflictos, por lo que la reintegración del condenado significa, antes que la transformación de su mundo separado, la transformación de la sociedad que reasuma aquella parte de sus problemas y conflictos que se encuentran segregados en los centros de reclusión”.

Debemos entender por Reinserción como la “integración a la sociedad de una persona que estaba marginada de ella”. En tal sentido pareciera que mientras el individuo está privado de libertad no se encuentra en la sociedad, está alejado de ella, está recluido en una sociedad artificial que es la cárcel y cuando se habla de reinserción social lo que se busca es volver a integrarlo a la sociedad de la que fue excluido por el delito cometido, en otras palabras, devolverlo curado a la vida en sociedad de forma que respete las normas pautadas.
La cárcel es considerada oficialmente un medio rehabilitador para quienes han incurrido en conductas delictivas. Si se cumple o no esta función es un debate que por sí sólo merece un análisis; para algunos autores como Foucault “…el funcionamiento interno de la prisión no es posible, sobre todo, por un juego, a la vez múltiple y complejo, de ilegalismos. El reglamento interno de las cárceles, es siempre contrario a la ley fundamental que garantiza, en el resto de la sociedad, los derechos del hombre”.

Desde el punto de vista jurídico para lograr la reinserción social de los individuos; se deberá seguir los procedimientos acordes con esta idea, para ello se necesita que la persona que labora en la Institución, tenga claro los objetivos que se persiguen, la realidad es que no solo existen contradicción en los modos institucionales de proceder, también se debe adecuar la Norma Penitenciaria a estos tiempos nuevos, ya que la misma a título personal, está desfasada.

Es sumamente importante que la Institución tenga claro cuál es su objetivo, qué es lo que quiere alcanzar, y que el personal que allí labora lo tenga tan internalizado, que su trabajo esté centrado en lograrlo. Así pues, la comunicación entre el personal y la definición de sus roles son tan fundamentales como la congruencia de los objetivos institucionales, ya que “…la incongruencia entre el personal puede, y con frecuencia logra, producir un fracaso institucional”.

Esta coherencia podría ser definida, como el grado de acuerdo que hay entre los miembros institucionales, en relación a lo que son o no los objetivos de la misma, y quiénes son los responsables de hacer cada cosa para alcanzarlos.

Para lograr esta congruencia debe haber un proceso de comunicación eficiente y efectivo, y en especial debe haber claridad sobre las estrategias a usar. No obstante, en la realidad se observa que la comunicación institucional normalmente es ignorada por el personal directivo.

El personal Penitenciario debería conceptualizar claramente el rol que desempeña y no sólo tener nociones (vagas, ambiguas y a veces contradictorias). Y es que desde el punto de vista criminológico la misión intrínseca de todos estos términos conlleva a una enorme complejidad: trabajar, transformar, mejorar, tratar a un ser humano es de por sí solo, es una tarea difícil, pero más aun lo será si no se tiene absolutamente claro lo que se quiere lograr, ni cómo hacerlo; o cuando cada funcionario tiene su peculiar noción sobre el tema y su propia manera de hacer las cosas.

Para concluir y ante la mejor Política Penitenciaria que se quiera poner en marcha, es más que necesario que haya sobre todo una voluntad política para logra el objetivo, que repercutiría en el mejoramiento de la calidad de vida de los privados de libertad, sus familias y en toda la sociedad.

REINSERCION SOCIAL: TRABAJO PARA LOS PRIVADOS DE LIBERTAD

4 junio, 2014 en Más

Diego Renna

Abogado y Notario Publico. Docente de la Universidad
de la Integración de las Americas (UNIDA), de la
Universidad Nacional de Asuncion Facultad de Derecho y
Ciencias Sociales (UNA). Estudios de especialización
en Derecho Procesal Penal, Derecho Procesal Civil,
Niñez y Adolescencia, Narcotrafico, entre otros.


REINSERCION SOCIAL: TRABAJO PARA LOS PRIVADOS DE LIBERTAD

A partir de mediados de la década de 1990 ha habido una importante utilización del sistema penal –en particular de la pena privativa de la libertad– como herramienta para resolver conflictos jurídico-penales. La respuesta penal es necesaria en muchos casos en una sociedad moderna, pero dista mucho de ser una buena forma de resolver la conflictividad social. Es una respuesta que actúa luego de producido el daño, y la eficiencia del sistema en la rehabilitación o la disuasión es cuestionable.
En el último tiempo ha habido un énfasis presupuestario y se han planteado ideas para una reforma integral del sistema penitenciario. En este contexto, se han elaborado varios informes no gubernamentales y de agencias de las Naciones Unidas que refieren a varios aspectos negativos, a las dificultades del sistema para la reinserción de las personas privadas de libertad en la sociedad.
La falta de actividad, el hacinamiento,el ocio compulsivo y las dificultades para aplicar la normativa vigente relativa a la redención de la pena son algunos de los aspectos mencionados. En definitiva, las condiciones en las que se desarrolla la privación de libertad solo perpetúan y agravan los distintos problemas del sistema. En efecto, las respuestas gubernamentales, básicamente orientadas al aumento del número de plazas, por la vía de la construcción de nuevas cárceles y la ampliación de otras, son sobrepasadas por el crecimiento de la población reclusa.
Los programas dedicados a la reinserción y rehabilitación constituyen una exigencia constitucional y del derecho internacional en cuanto a que se garanticen los derechos humanos, y exigen una serie de reformas del sistema penitenciario nacional. El éxito de este tipo de dispositivos redundará en un eficiente descongestionamiento del sistema penitenciario y en una clara mejora en términos de seguridad ciudadana.
El importante esfuerzo presupuestario que se viene desarrollando no se verá reflejado en resultados como la disminución de la reincidencia o de la sobrepoblación si no es acompañado por programas dedicados a la reinserción y la rehabilitación.
Otro aspecto relevante y que debe ser priorizado es la prestación de servicios de apoyo al proceso de tránsito entre la cárcel y la libertad. La situación actual no es auspiciosa y es necesario contar con una normativa y una institucionalidad adecuada a los estándares internacionales que den lugar a rendimientos efectivos en términos de reintegración social y vigencia de los derechos humanos de las personas privadas de libertad.
El enfoque conceptual del presente estudio tiene como eje central la reinserción de las personas privadas de libertad y la vigencia de sus derechos. Por lo tanto, las recomendaciones que se elaboren estarán dirigidas a proponer modificaciones a la normativa, las estructuras y las formas de gestión del sistema.
A partir de la década de 1970 comenzó a fortalecerse, en el ámbito de la criminología y la política criminal, la idea de que era imposible rehabilitar y de que no existen instituciones ni programas que puedan demostrar ser exitosos en esta tarea. Estas ideas del “nada funciona” (nothing works) despojaron a la privación de libertad de todo contenido “re”, centrándose su ejecución en la inhabilitación del sujeto y la primacía de una lógica de aumento de penas y condiciones férreas de seguridad. Aunque esto dio lugar a una especie de vacío ideológico en la esfera de la política criminal, según Garland, no significó un punto final en las investigaciones criminológicas. En las décadas siguientes se continuó llevando a cabo investigaciones, especialmente en el hemisferio norte.
Algunos autores como McGuire desarrollaron importantes investigaciones que dieron lugar a la identificación de una serie de principios para el diseño y la implementación de programas de rehabilitación efectivos. Pero tan importante como este resultado es la identificación de modelos usuales de respuesta penal –aislamiento, encierro compulsivo, militarización de los dispositivos, entre otros– que es posible demostrar en forma terminante que no generan ningún tipo de impacto positivo en la reinserción exitosa del penado.

UNIDA PRESENTA MAESTRÍA EN RELACIONES INTERNACIONALES Y DIPLOMACIA CON DON JORGE LÁZARO GELDRES

3 junio, 2014 en Más

Universidad UNIDA presenta la Maestría en Relaciones Internacionales y Diplomacia con la Conferencia del Embajador del Perú Don Jorge Lázaro Geldres. El inicio de clases se prevé para el viernes 6 de junio, de 18 a 22 horas los viernes y de 8 a 13 horas los días sábados.

(Ir a la Fuente ▼)

Universidad UNIDA presenta la Maestría
en Relaciones Internacionales y Diplomacia
con la Conferencia del Embajador del Perú
Don Jorge Lázaro Geldres.