37297

 

Todo comenzó con una PC, cuando tenía 10 años había una computadora en casa pero esta tenía al menos nueve años y fue comprada cuando recién aprendía a controlar mi esfínter. Era el 2000 y no era nada óptimo todavía usar aún DOS. De todas maneras era más el campo de mis hermanos, ahí jugaron Monkey Island y Carmen Sandiego.

Pero en el verano de 2001 cambiaron las cosas. Llegó un nuevo ordenador a mi vida, que si bien estaba destinado al uso de tres hermanos, estaba en mi habitación (grave error de mis padres).

Hablamos de una Compaq Presario 5461. Era una buena computadora. Evidentemente no era de gama alta, pero cumplía. Si querías muy buena performance entonces tenías una Pentium III y una tarjeta de video. Pentium IV recién salía en otros mercados pero no necesariamente llegaba aquí. Ya en esta época era común ver el combo de lectora de CD y diskettera en la torre ¿Saben qué podían comprar US$ 1200 el 2000? (Con la inflación del dólar esta suma valdría US$ 1600 actuales).

– Procesador AMD K6-2 450 MHz

– Memoria RAM 32 MB

– Disco Duro 4 GB

– Video Integrado hasta 8 MB

La torre no era lo único particular. Parlantes JBL que parecían zapatillas, un monitor con micrófono y una lectora de CD con entrada de audífono y switch de volumen complementaban a esta máquina que corría Windows 98.

Ahí también fue que «navegué» por Internet por primera vez. Mi hermano y mi papá revisaban catálogos de artículos fotográficos y cámaras (las fotos demoraban bastante en cargar mediante una conexión dial up) en la noche para que no salga muy caro. Recordemos que se cobraba como una llamada. Al final de cada sesión terminaba de cargar la página de Fox Kids y ahí terminaba la historia.

¿Te frustra no tener todo el tiempo señal 4G? Este era el preámbulo para navegar años atrás.

Con la Compaq jugué Starcraft, Diablo II y Wacraft II, aquella sagrada trilogía que me acercó más a los juegos de computadora. Mi hermano y mi hermana también gustaban de los dos primeros. Si bien tenía los 32 MB de memoria RAM, lo curioso es que cuando destinabas memoria al video integrado esta efectivamente se reducía. Es decir, técnicamente tenía una computadora con 28 megas.

Sí, 28 megas de memoria RAM.

Esto se convirtió en un problema cuando quise jugar Age of Empires II. El juego requería 32 megas de RAM. ¿Pero de dónde los iba a sacar? Mis padres aceptaron repotenciar la computadora que me había ayudado en un par de tareas gracias a la fenecida Enciclopedia Encarta.

Los 256 megas de RAM me dejaron jugar Age of Empires II e incluso Warcraft III. Me di el «lujo» de pasar mi video integrado a 8 MB. Pero unos tres años dejaron fuera a un procesador que había sido competido para competir contra un Pentium II.

El 2004 me informé mejor de las características de las PC y un procesador Pentium 4 era mi sueño que eventualmente se cumplió, pero esa es otra historia.

¿Tú qué recuerdas de tu primera computadora?

Fuente Original